domingo, mayo 16, 2010

Guia de Berlin (2). Primera jornada , primeras impresiones.

Nuestro primer día en Berlin iba a ser solo una tarde, ya que llegábamos sobre las 17.30 desde Malaga,así que lo planteé como un traquilo paseo por los alrededores del hotel que me llevara hasta algunos lugares significativos de la ciudad y poco mas.

Salimos de Sevilla con los nervios propios de un viaje , para llegar a Málaga sobre las 13.30. Teníamos apuntadas las direcciones de algunos Parking cercanos al aeropuerto para evitar las altas tarifas que se pagan en el mismo. Al final nos decidimos por el EASYPARKING, situado en un polígono industrial junto al aeropuerto malagueño. Hay otros muchos, y todos funcionan igual, te recogen el coche, te llevan en furgoneta al aeropuerto y te ofrecen servicio de lavado si te interesa. En total los 5 días nos cuesta unos 40 euros. Qué os parece?
Por cierto, espectacular la nueva terminal del aeropuerto malagueño!!

Después de esperar la inmensa cola de Easyjet,donde nos damos cuenta por primera vez en éste viaje que la mayor parte de los viajeros que nos rodeaban son alemanes, subimos al avión. Un viaje cómodo , donde comentamos la diferencia entre Easyjet y Ryanair. A mi me gustan mas los aviones de la primera, me parece además una compañía algo mas "formal" que la irlandesa, que por otra parte es la  preferida de María, que cree que sus aviones son mas grandes y espaciosos.

Olvidaba deciros que en éste viaje hemos viajado solo con equipaje de mano. 2 trolleys que subimos a la cabina tranquilamente.Pienso que para viajar tampoco necesitas mucho equipaje, y el tiempo me ha dado la razón. Por lo pronto nos hemos ahorrado 20 minutos por trayecto esperando las maletas en la cinta, y evitando el riesgo de pérdida.Nos pasó en Amsterdam y no las recuperamos hasta el tercer día, no nos queremos ni acordar!!!

Cuando nos dimos cuenta estábamos en Berlin.

El nuevo Schonefeld va a ser impresionante, convirtiéndose en el gran aeropuerto Berlinés en unos años, mientras es sólo un gran terreno en obras con la futura torre de control ya en pie, y la terminal del antiguo al fondo. No hace falta decir que es una terminal vieja, nos recordó a Pisa en tamaño.
Nos acercamos a la ventanilla e turismo de Berlin (saliendo a la derecha), donde compramos la Welcome Card de 5 días. 39,95€ cada uno, pero amortizado de sobra.
La misma chica nos señala que lo mejor para llegar a nuestro hotel es tomar el Bus SFX1 hasta Sudkreuz (suena "sodkrois"), y de allí tomar el S2 hasta nuestra estación: Anhalter Bahnhof.
La cosa es que nos equivocamos y acabamos cogiendo el S9 (validando antes en el anden)y enlazando después con el S45 hasta Sudkreuz para terminar en nuestra estación casi una hora de trayecto mas tarde.Jejeje, un desastre.Por eso os dije en la presentación que pagas la novatada con los medios de trasporte la primera vez. Nos nos pasará mas.
Una cosa sí sacamos de este viaje,casi todo el tiempo en superficie. Las afueras de Berlin son sorprendentes. Llenas de pequeñas "urbanizaciones" de pequeñísimas casas con diminutos jardines donde viven hacinados algunos berlineses, o donde otros tienen un pequeño lugar de descanso el fin de semana. Estas construcciones son una autentica plaga, emergiendo de entre todas ellas el viejo Tempelhof...

Espero que no lo derriben como tienen previsto,hay pocos aeropuertos en el mundo con tanta historia. Podías imaginarte al avión de Hitler saliendo hacia el frente, los últimos nazis huyendo de los rusos a la desesperada al final de la guerra, o los aviones americanos al final de los años 40 formando el puente aéreo para salvar Berlin del bloqueo soviético. Qué gran explanada tan cerca del centro de la ciudad!!! El último día había un concurso de cometas . Se vuelve a volar desde Tempelhof.

Por fin llegamos a nuestra estación, Anhalter Bahnhof (suena: An-a-jaltaa-Bann-of), y nos llevamos la primera sorpresa, a la salida nos encontramos unas ruinas, de lo que debió ser la imponente estación de tren de Anhalter. Dentro de la estación del "S" han puesto unos azulejos con imágenes históricas de la vieja estación  destruida por la crueldad de la guerra. Lo que veis en la otra foto es solo la portada!!


Estamos en Stresemann Str, y nuestro hotel está a pocos metros:

HOLIDAY INN EXPRESS BERLIN CITY CENTRE  

 

 Aunque no suelo coger hoteles de cadena, y somo mas de Bed&Breakfast, en ésta ocasión nos dimos el gustazo. Mi idea era buscar un hotel de diseño chulo, típico berlines,pero el tiempo se me echó encima y no pude cogerlo a buen precio. De todos modos el hotel nos gustó mucho,la zona es tranquila y el desayuno muy bueno. En él volvemos a percatarnos de la gran cantidad de turismo alemán que nos rodea.

Nos ponemos en marcha, nuestra primera parada será la Potsdamer Platz (suena: Potsdamaa). Nos impresiona el espacio,ni siquiera en las fotos se refleja adecuadamente, son edificios nuevos, de acero y cristal, que han sustituido a la clásica plaza, en su día la mas transitada de Europa, como lo demuestra el viejo semáforo, según dicen el primero de la historia, cuya replica sigue dando paso  al trafico.

La plaza quedó arrasada por la guerra, y durante la época soviética, vio como pasaba el muro por su mitad, quedando como un gran descampado hasta hace pocos años que fue convertida en la envidia de cualquier despacho de arquitectos.

 


Nos encontramos una interesante exposición de la historia de la plaza, junto a unos retales del muro.

El muro y su historia son omnipresentes en la ciudad, y aunque todos los turistas posamos junto a el como una atracción mas, no debes dejar de pensar el gran sufrimiento que debió causar esta mole de hormigón a miles de berlineses durante décadas.




Otra sorpresa, el tráfico. Muy poco para lo acostumbrados que estamos en España a los atascos y el humo de los coches. Ellos lo han solucionado con un eficiente sistema de transportes. Se ven pocos coches, pero los que se ven.... vaya cochazos!!


El simpático Appelman nos da paso camino de la puerta de Brandenburgo. Éste curioso icono de la ciudad lo encontrareis por todas las tiendas de souvenirs, y eran los muñequitos del semáforo del Berlin comunista. Los berlineses de ese lado decían con guasa que el Appelman era el único trabajador que iba contento al trabajo.



Camino a la Pariser Plazt descubrimos éste edificio vanguardista, situado ante la zona de los ministerios de la nueva república. Éste en concreto albergaba una exposición temporal sobre el pabellón alemán en la Expo de Shangay 2010.Éste trayecto entre Potsdamer y la puerta, está plagado de restaurantes muy interesantes!.
El monumento al Holocausto nos esperaba ala vuelta. Os recomendamos que lo visitéis al atardecer,provoca mucha mas reflexión y recogimiento que por la mañana, que la invaden cientos de excursiones de adolescentes que solo van a reírse y corretear sobre los bloques de hormigón. En la próxima etapa hablamos un poco mas de este monumento.
Cuando llegamos a la Puerta de Brandenburgo ( Según ellos, Brandenburger Tuuua), caímos en que solo habíamos andado durante unos 15 minutos desde el hotel, lo que sobre el mapa parecía mucho mas,por eso os digo que las distancias son ideales en Berlin, al menos en la zona mas turística.

Que queréis que os diga del monumento, pues lo de siempre, cuando estas frente a uno de los iconos mundiales siempre te pasa lo mismo. Te quedas con cara de tonto un minuto y apenas dices nada. Con los viajes que hemos hecho es cierto que cada vez te impresionas menos( recuerdo lo que me impresionó el Big Ben), pero aun así te sigue entrando un cosquilleo especial, y mas aun sabiendo la carga histórica del monumento en cuestión.
Aquí me llevé mi primera decepción. Junto a los lugares de mas interés de la ciudad han colocado unos cristales con información turística y fotos del monumento. EN la puerta y en el Reichtag me faltó una foto en cada uno, y es que en ambos "olvidaron"  hacer referencia al Nazismo. Son famosas las fotos de los desfiles nazis bajo la puerta, o de los diputados de ese partido sentados en el parlamento. No creo que intenten enmascarar la historia, ya que Berlin está plagado de monumentos al genocidio y la persecución Nazi, pero realmente me chocó mucho y durante todo el viaje estuve muy pendiente  de ésto. ¿Deben los alemanes ocultar , aunque sea disimuladamente, este retazo de su pasado? ¿Lo hacen realmente o es solo una sensación del viajero?

Al final del viaje responded vosotros mismos.


El Reichtag o Bundestag  hoy día es un monumento impresionante, en la etapa en la que subimos al a cúpula os contaré algo mas de este edificio tan castigado por la historia, Pero en ese atardecer de Berlin solo quería disfrutar de la vista de un lugar que hoy simboliza la democracia y la paz.



Volvimos sobre los pasos para cenar en el Sony Center de Potsdamer Platz.. Algunos foreros recomendaban el Lindenbraü para cenar, pero lo vimos demasiado pijo y caro para lo cansado que veníamos, así que nos decidimos por el vecino Josty.Nos pusimos en la primera planta, pedimos codillo y salchicha y unas buenas cervezas para empezar. Por defecto en casi todos sitios si piden Ein Bier, te ponen la "Berliner" o la "Kindle", así que me tomé dos para ir probandola.

Desde la altura pudimos ver el espectaculo de la carpa del Sony Center,cambiando de color a cada instante, y no os perdáis el juego de luces y agua de la fuente central!!

El interior del Sony es un espectáculo, restaurantes, cines , luz , agua, y hasta viviendas! apartamentos de lujo para ricos en uno de los lugares mas privilegiados de Berlin.

Nos fuimos a dormir para estar descansados. El dia siguiente seria el del Tour por la ciudad de Insider, y la verdad es que merece totalmente la pena, esperad que os lo cuento.....


5 comentarios:

makavelik dijo...

Bien bien... buen comienzo. A mi sinceramente no me pareció para nada que intenten ocultar el pasado que tuvieron. En mi pequeña visita al Sony center tenían en las pantallas grandes imágenes de la guerra y estaban acompañadas por un hilo musical melancólico... La verdad que me sorprendió. El mayor monumento construido en Berlin es precisamente el del holocausto...

Espero la segunda entrega!

Saludos!

Iacobum dijo...

Ya te digo que es cierto que hay muchos memoriales, de hecho la misma calle Stresemann donde me quedé está dedicada a un político que fue contrario a HItler, pero hilando fino te das cuenta de cosillas. Cosas de un friki de la Segunda Guerra como yo!! A ver si termino ya la siguiente entrada que creo que es la mas chula y mas larga. Abrazooooo

Fran dijo...

Muy bueno tu diario de Berlín, me trae muy buenos recuerdos.A mi me encantó la ciudad. Gracias por contarlo y me alegro que mi diario de los viajeros te sirviera de ayuda.Por cierto,si te parece te enlazo en mi blog de viajes.

Iacobum dijo...

Me gustó mucho Fran y me sirvió bastante, me alegra que te guste a ti también y te recuerde cosas. Claro que quiero que enlaces!! Un abrazo !!

mariadosuna dijo...

Aconsejo realizar este viaje. No espereis ver una ciudad con monumentos, casas, palacios grandiosos... tipo París, os aconsejo introduciros y disfrutad de la historia de esta ciudad, de su gente y del pais. Nunca he sido muy adicta a la historia, y sinceramente, mucho menos a la relacionada con la época II G.M., pero sinceramente lo que más me ha cautivado de este viaje, es su historia, tener que imaginar cómo era prácticamente todo antes. Eso es! imaginar lo de antes y ver lo que ha quedado. Introduciros en su historia y le sacareis mucho más jugo a este viaje... y más si se acompaña de alguna "bier" que otra.