domingo, junio 13, 2010

Guia de Berlin (6). Museumsinsel-Nikolaiviertel y mas...

La noche anterior cenamos en un italiano en Stresemanstrasse junto al hotel, por eso no os he dicho nada, por que no tenia nada de particular, pero sí hay algo que os quería comentar. Ésta calle es muy interesante para almorzar y especialmente para cenar.Sobre todo la zona que va desde Potsdamer hasta la estación de Anhalter.Está lleno de restaurantes etnicos, de diseño y tradicionales para todos los gustos.

El jueves se nos unió el mal tiempo, así que como estábamos informados decidimos dedicarlo a los museos.

Primero me puse en la cola para las entradas del Neues. Después de un buen rato y unos 10 € cada uno, nos fuimos al Pergamon , ya que imaginaba que iba a llenarse pronto, pero ojo, resulta que las entradas tienen hora, y nos pusieron mala cara en el Neues ya que las nuestras eran para las 10.30.

El Pergamo es una maravilla. De los mejores museos que he visto. El MET de NY debe haberse inspirado en éste magnifico museo, ya que comparten la forma de presentar su patrimonio: Reconstrucción absoluta de templos o lugares históricos de máximo interés, adquiridos en los últimos siglos. No he hablado de expolio que quede claro...El que la lleva la entiende.

  • Primero vemos la parte de arte Helenístico:


El altar de Zeus en Pergamo fue trasladado con gran respeto a la estructura original. Podréis ver dentro del museo un tercio de lo que fue el edificio original. La vista es increíble. Es una gran mole de piedra con su inmensa escalinata que dota al conjunto de mucha vistosidad. Es lo primero que vereis al entrar al recinto, y te deja embobado un buen rato. 


La entrada al pergamo cuesta unos 12 €, pero incluye audioguía, al igual que el Neues, aunque éste último al haber sido reinaugurado  hace poco no incluye todo el recorrido en español.

La reconstrucción de templos y otros edificios llega al punto máximo con la exposición de la portada de los mercados de Mileto.


Pero si ésto os sabe a poco pasando la puerta encontramos...

  • Arte Mesopotámico:

La puerta de Istar de  Babilonia con su increíble azul y sus dorados animales dan paso a la parte mesopotámica de la exposición , realmente interesante.No os perdáis las estelas de escritura cuneiforme y los guerreros en loza cerámica.

  • Arte Islámico:
Pensaba que iba a ser la parte mas floja, pero me llamó mas la atención que los tesoros de Nabucodonosor.





 Preciosa esta sala perteneciente a un rico comerciante sirio.Ésta sala era la mas noble de la casa, y la única que existe de tanta antigüedad,data del Siglo XVIII.


 Ésta cúpula fue vendida por el gobierno español al alemán a principios del siglo XX. Os imaginais de donde provenía?  Pues sí, la Alhambra de Granada.


                   Otra joya de museo es éste hermoso Mihrab de cerámica, con detalles como el que veis.

  • Neues Museum.
Totalmente imprescindible, éste remodelado museo es junto al Pergamon en pack básico que no debéis perderos de la Isla de los Idem.

Auna todas las joyas egipcias de Berlin, estatuaria, pergaminos, sarcófagos, así como recreaciones de templos  y salas funerarias.

Creo que les ha quedado a medio hacer, vamos, que el museo parece que está sin terminar, o que la remodelación ha intentado ser tan poco invasiva, que el edificio parece algo frío, y la exposición no termina de cuajar. Mucho "de lo mismo", que ya hemos visto en el British, Louvre y MET, salvo Nefertiti claro...




A ésto me refería, la primera sala de la izquierda está decorada como una tumba funeraria egipcia, lo cual al principio es muy curioso, pero la cosa recuerda mas a un decorado de Hollywood que a un museo serio.






La parte de las escaleras es impresionante, pero al haberla dejado en el ladrillo, no os parece algo desangelada??




En pocos lugares tendréis la oportunidad de ver tan de cerca el arte del Papiro. Su textura y colorido han sobrevivido intactas miles de años, y brillan como el primer día.




Está claro que todos pagamos la entrada para ver la estrella del museo. Y la verdad, lo merece. 


Situada en una pequeña sala con poca luz y rematada por una cúpula del mismo tamaño terminada en ladrillo, la Reina Nefertiti luce hermosa en su vitrina de cristal en forma de columna . Sin duda uno de los mejores liftings de la historia, ni una arruga después de 3.000 año es todo un record, y sin un sólo retoque. La efigie no ha sido restaurada nunca desde que la desenterraron los arqueólogos. 
El busto tiene el magnetismo de las grandes obras de arte. Puedes ver las caras de la gente embobada reflejadas en el cristal, e incluso la tuya propia. Es uno de esos encuentros  que nunca olvidas. No te pasó con la Mona Lisa?


Lo malo es que a la reina, dada su majestad, le han salido unos guardaespaldas muy severos, que vigilan cada movimiento de muñeca del turista del que se pudiera adivinar el gesto de sacar la cámara de la funda, así que me quedé sin mi foto, espero que a cambio os guste esta otra...




Era mediodía, la lluvia arreciaba fuera, pero mi planning decía inflexible que el almuerzo sería en el popular barrio de Nikolaiviertel, uno de los pocos rincones con sabor antiguo que parecen quedar en la ciudad. 

Para llegar al viejo barrio solo tenéis que cruzar la acera, dejar la Berliner DOm y Alex a vuestra izquierda, y estaréis entrando en las lindes  de las callejuelas de éste peculiar rincón de Berlin junto al rio. No esperéis como yo que el Nikolaiviertel sea un sitio para pasar la tarde paseando, ni siquiera media hora, las calles que lo componen se recorren en poco tiempo, ya que lo mas llamativo para el turista apenas lo componen un par de esquinas. Eso sí, con mucho encanto, y sobre todo, algunos de los mejores Restaurantes para comer y beber . 
A nosotros nos encantó , de hecho volvimos la tarde siguiente solamente para tomar unas cervezas. 
El trazado parece medieval, y las dos calles mas animadas confluyen en la plaza de la Nikolaikirche, Poststrasse ( llena de famosos restaurantes ,nombrados en todos los foros), y la Propststrasse, que termina en una plaza llena de veladores a la orilla del Spree.


Nosotros elegimos por aclamación popular para almorzar el "Zur Gerichtslaube", y no nos arrepentimos.


Se entra por la terraza o Biergarten que veis a la izquierda, pero cuidado, que después la entrada es justo a la derecha, el salón está tras esos ventanales góticos que veis.




El interior es una chulada, mas típico imposible, pero muy bien de precio y exquisita comida. Para no ser menos que ellos cuando vienen y piden paella, nosotros pedimos Salchicha con chucrut y Codillo ( se pide como Schweinshaxe)


 Y de postre Apfel Strudel, pastel de manzana típico. Todo muy rico y con mucha cerveza. Apenas 40 €.

Aún era temprano y decidimos visitar el trozo del Muro mas famoso, la llamada "East Side Gallery". El lienzo de pared y su entorno es un viaje a la era comunista, vedlo vosotros mismos...




Comenzamos a patear a orillas del Speer desde el Nikolaiviertel, pensando que la avenida estaba mas cerca, pero nos equivocabamos. Acabamos cogiendo el S-Bahn. Mientras vimos este curioso edificio..


Tomáis el tren hasta Warchauer Strasse. Allí nos golpeó el Berlín Este con toda su crudeza. La ciudad ha cambiado mucho desde la reunificación,en especial ésta parte.Aún así la huella comunista sigue estando presente , con edificios horribles , cuadriculados. Las vías del tren recorren las avenidas,cuajadas de vagones abandonados  grafiteados y mucho oxido por todas partes. Definitivamente pocas palabras definen mejor al antiguo Berlin Este: oxidado.

                       El edificio del fondo a la derecha es una de las sedes de la multinacional BASF.


                             La East Side Gallery empieza bajo el precioso puente Oberbaumbrücke.




Encontrareis un poste de información a la entrada .Pulsas el botón en español y te lo cuentan todo.

La historia es sencilla.Tras la caída del muro en 1991, se decide dejar este lienzo de muralla e invitar a un grupo de artistas para que lo decoraran por partes, con dibujos que evocaran el significado de este momento histórico.




                    Os dejo algunos de los mas significativos. Vamos de paseo por la East Side Gallery...


Esta es curiosa, podéis ver la "distancia de seguridad" que existía entre ambos muros. En medio se situaban las torres de vigilancia,los guardias con perros etc... Os imaginais la gran extensión de terreno baldío que recuperó esta ciudad a finales del siglo XX. Pasarán muchos años antes de integrarla del todo.





El agua seguía calando, pero decidimos seguir mojandonos , esta vez por la parte mas comercial de Friedrichstrasse. Resulta que el trozo de calle es mas interesante y elegante de lo que pensábamos, aunque el ambiente nos vuelve a decepcionar, apenas eran las 7 de la tarde y casi no había un alma. Pero la verdad es que no nos hizo falta, la calle es preciosa...





Bajando en la parada del mismo nombre la calle nos hizo un lío, ya que te puedes desorientar algo y terminar en Unter Den Linden . Vosotros siempre dirección Galerías Lafayette.












El increíble edificio de los almacenes franceses es aún más alucinante por dentro, simulando una gran gota de cristal en el centro, rodeada por las firmas de ropa mas elegantes. No olvidéis la zona de lencería femenina, no habréis visto nada igual!!












Nos estaban cerrando así que pasamos a una galería comercial cercana, y al pasar al interior descubrimos uno de los sitios mas chulos que he visto nunca. Ni siquiera las elegantes arcade de London tienen que envidiarle....






    
Suelos de mármol , cafeterías chic, y una puerta que las comunica con su vecina Lafayette, lastima que nos cogiese tarde...










Pensamos que si las tiendas cerraban sería buena idea visitar la animada calle de Prenzlauerberg, así que nos encaminamos a esa zona...




Pero al llegar nos llevamos un chasco. La calle tenía poco o nulo ambiente, aunque nos llevamos la sorpresa de ésta pequeña joya del Berlin Este. La estación de Rosa de Luxemburgo es una foto de la Segunda Guerra, o tal vez una estampa de la Guerra Fría. Es todo un acierto haberla conservado en su estado original, y el turista lo agradece. Es otro de esos decorados "naturales" que te llevan a otro tiempo. Buen escondite para Welles en "El Tercer Hombre". 






Después del paseo a reponer fuerzas. Comimos en un local del Potsdamer Platz , este sí muy ambientado, lleno de gente joven, alguna muy joven bebiendo cerveza de todo tipo. Bebimos unas cuantas, pedimos un plato "autóctono" y nos fuimos a la cama. El día también había sido bien aprovechado, y mañana viernes teníamos una cita con Jorge y el horror de Sachsenhausen. Para no olvidar.






5 comentarios:

Fran dijo...

Me encanta Berlín.Por cierto, el museo de Pérgamo es una maravilla y único en el mundo. Grandes fotos compañero. Felicidades. Un saludo.

Iacobum dijo...

Gracias Fraaaan!! A ver si termino q tengo poco tiempo, aún me kedan cosas interesantes.

Saludosss

makavelik dijo...

El Pérgamo fue mi asignatura pendiente... solo pasamos a ver Neues y como bien dices, la estrella que buscaba era a nefertiti. ¿ahora no se pueden tirar fotos a la reina? Cuando yo fui no habia problema... y se la rabia que da... Yo aún no entiendo el porque no dejan tirar fotos a cosas así...

Saludos!

Iacobum dijo...

Es una plaga Victor, en Italia lo mismo, Fotos NO , en cualquier rincón. Sólo en la sala de nefertiti había 4 tios, uno a cada lado de la columna y uno en cada una de las 2 puertas.

Esto para el turista es letal, pero es lo que hay. Y mira que lo intenté, pero te chan unas miraditas que no veas.

fan dijo...

Gran entrada y grandes recuerdos de cuando fui hace apenas unos meses . Enhorabuena por tu blog !!