domingo, noviembre 14, 2010

Camino a Santiago 2010. Compostela

 Aparcamos junto al convento de San Francisco,venidos directamente del Monte Do Gozo. Por favor, NO OS PERDÁIS EL MONTE DO GOZO. Es el nexo de unión entre el camino y la meta. Es bastante hermosa la vista de la catedral desde allá arriba, y empieza a entender uno cual es el encanto cósmico de ese enclave , por lo que fue llamada Campus Stellae.
Siempre me ha gustado entrar en Santiago por la Plaza de la Inmaculada,pasar por el arco bajo el que siempre resuena el gaiteiro y aparecer en el Obradoiro como un señor.
Como veníamos por la Rua de San Francisco, decidimos tomar una bocacalle ,aparecer en la Inmaculada y hacer las cosas como Dios manda.

 Antonio hizo la mejor definición del aspecto de la ciudad y de la portada de la catedral: Parece que acaba de salir del mar.
Cada rincón donde abundase la piedra estaba invadido por la verdina y la humedad. Tras hacer el check-in en el hotel TRYP SAN LAZARO, decidimos salir a una primera cena rápida por la ciudad, no sin antes visitar uno de mis lugares preferidos del mundo, La Vinoteca O´Beiro


Conocí éste rincón del sibaritísmo vinatero en 2000, y después lo he ido visitando en otras dos ocasiones incluida ésta. O Beiro está situado en la Rua Raíña, y es una vinoteca dividida en dos espacios, una primera que veis abajo con aspecto de antigua tienda de ultramarinos, con un gran mostrador  de quesos y chacinas gallegos ,donde abunda la cecina y el queso de tetilla, todo para ser acompañado con el mejor vino de toda España y parte del extranjero.


Las múltiples estanterías y vitrinas llenas de vinos de todas clases y precios envuelven todo el local. La curiosidad es que en O´Beiro puedes pedir una copa del vino que desees o comprar una botella en particular, la cual está marcada  con dos precios, el de venta para llevártela a casa, y el que supone tomártela en el local (siempre mas alto), con sus copas y alguna tapa de cortesía.

La segunda zona, es la que permite sentarse, y dispone de dos plantas. La planta baja tiene bastante encanto., ya que está decorada con vigas de madera , dando un aspecto mas intimo. Había una pandilla de amigos cántabros que hacían bastante ruido al fondo, pero que animaban bastante. Tras la barra podéis ver al propietario Pepe Beiro, un tipo bastante agradable, con el que pude charlar la última vez que estuve en Santiago, comentandonos entonces que ante la gran variedad de vinos blancos (Ribeiros y Albariños) de gran calidad en Galicia, no servían asiduamente manzanilla de Sanlucar y demás.

Desde que entramos nos atienden con muchas atenciones y aconsejandonos tanto de vinos como de quesos y chacinas. Para mi O´Beiro es parada obligada en Compostela.Por cierto pedimos unos albariños.
En la misma Rua Raíña paramosd en Monroy para cenar. La cena no es nada del otro mundo, aunque íbamos cansados y cualquier sitio era bueno, pero nos pusieron un pulpo a feira espectacular, caliente y muuuuy tierno.
Dejamos atrás nuestro hotel junto al estadio de San Lázaro y al Hotel Puerta del Camino, que también conozco y recomiendo, para plantarnos temprano en la puerta santa y visitar al patrón.
Os recomiendo que hagáis lo mismo. Nosotros llegamos sobre las 10 de la mañana y entramos del tirón. Nunca había cruzado la Puerta Santa y es probable que tarde mucho en hacerlo, ya que solo puedes hacerlo cada 11 años.

Está prohibido hacer fotos en en camarín del Santo, aunque al no haber vigilancia nos las hicimos sin flash. Tras pasar por el Apóstol y abrazarlo, cumpliendo así con la tradición milenaria bajamos a la cripta donde se supone que están los restos del santo y sus discípulos, que llegaron a Padrón hace dos milenios.

Sólo una aclaración. Al Apóstol se le abraza rodeándolo con los brazos extendidos. Por favor no hagáis como haces algunos, que apoyan los deditos de las manos en el respaldo del trono donde está sentado Santiago, y echan el cuerpo hacia adelante para darle un besito. En serio porfa , el santo no muerde, es un momento hermoso y no hay que cortarse. Ah , os pido además que no seáis de los que se mangan las joyas incrustadas en su espalda. Está feo.Faltan muchas.


                                                     Salida de la catedral

Nos apetecía mucho asistir a la misa del peregrino, y como se celebraba a las 12, decidimos hacer un recorrido por la Compostela medieval.
Partimos desde la Plaza de la Inmaculada,a las puertas de San Martiño Pinario, uno de los cenobios mas importantes de Santiago. Comparte historia con la ciudad y su culto al patrón, y aunque su fachada es del Siglo XVII, tiene sus orígenes  700 años antes.

En la misma plaza, donde existen varias platerías que venden el famoso azabache con forma de manita,que es amuleto de la fortuna bastante apreciado por los peregrinos desde hace siglos, decidimos hacer unas compras de souvenirs. Compramos un magneto para el frigo (tenemos el frigo como un árbol de navidad) y un llavero nuevo para el coche, al que también le he traido una pegatina con la flecha amarilla.
Seguimos hacia la plaza de Cervantes, con su columna y su busto de Don Miguel en todo lo alto, para adentrarnos en el Santiago medieval, su antigua judería y el entorno de su vieja muralla.

Del recorrido que nos marcaba la guía, me llama la atención la Igrexa das Animas, con sus característicos retablos pintados que me recordaron a la policromía de algunas imagenes de la Semana Santa sevillana.
            Una mochila de peregrino en la puerta de la Igrexa das animas. Compostela.



El edificio que alberga el museo de las peregrinaciones, es la única muestra de arquitectura civil medieval que podemos ver hoy en Compostela, y su exposición hace un recorrido por la historia de éste movimiento cultural y devocional que ha situado a la ciudad en el mapa durante mas de mil años.

El colegio de San Xerome es actualmente la sede del Rectorado de la Universidad de Santiago. Me fue imposible resistirme a la mirada medieval de los habitantes de su pórtico.

       Paseamos ahora por la Rua do Franco,la calle mas conocida de la ciudad, la mas  comercial y animada...

Aunque es la Rua do Vilar la que me resulta mas interesante y mas bonita. Ella es una de las pocas calle con pórticos que aún pueden verse en Santiago, y son un signo propio de la ciudad.



Al llegar al casino hicimos una parada para tomar un Café como es natural. Ha sido uno de los aciertos del viaje. Con sus frisos de madera, sus lamparas clásicas ,su amplio ventanal y su ambiente algo rancio y de otra época, nos resulta encantador. 


Al final de la calle entramos en la casa del peregrino. Éste edificio es la meta final del Camino de Santiago. En ella se expide la Compostela, el certificado que acredita que has hecho el camino (al menos los últimos 100 km).Está escrito en latín, y te preguntan tu nombre para escribirlo en ella para la posteridad. La mía dice bien clarito que Dum Iacobum la hizo en julio de 2000.Aunque no debéis molestar a los peregrinos que suben sus viejas escaleras para el trámite burocrático de su aventura, merece la pena subir y ver como se expiden las Compostelas. Es una forma de meteros en la piel del caminante por unos metros. Os cruzareis bajando a mas de uno con su lagrimilla de satisfacción.


Decidimos entrar en la catedral y coger sitio, cosa que ya habían hecho un millón de personas antes de nosotros, así que nos apostamos en el fuste de una columna junto a la capilla de Santiago Matamoros.

Debido a la polémica que algún lumbreras ha levantado sobre la imagen de Santiago matando moritos (iconografía que se basa en una vieja leyenda, no hay que darle mas importancia), han decidido poner unas plantas muy altas ante la imagen a caballo del santo para tapar a los pobres sarracenos, y evitar así  las acusaciones de xenofobia de ciertos grupos pro derechos humanos, que no deben saber que la imagen lleva ahí bastantes siglos y se basa en una creencia de otra época. El efecto que se consigue es el contrario claro, la gente que pasa no hace mas que señalar la imagen y reírse mientras comentan entre ellos la jugada. La gente no es tonta.


La verdad es que la misa del peregrino es muy emotiva, aunque todo el que estaba allí venía para ver el famoso botafumeiro, de hecho en cuanto terminó de "volar" sobre nuestras cabezas se fue la mitad de la gente,algo que me pareció algo irrespetuoso, pero a veces el turista es implacable.




Mientras llegaba el Obispo de Santiago, al que esperaban en la puerta para iniciar la procesión ceremonial con reliquias del Santo, me escapé a ver el pórtico de la gloria.

Actualmente está cubierto de andamios.Normalmente, la obra del Maestro Mateo es otro de los símbolos del camino. Ante la columna que hace de parteluz del pórtico el peregrino debe arrodillarse, introducir las manos en dos huecos situados a izquierda y derecha, y dar 3 cabezazos sobre la frente de una imagen de piedra situada a los pies del Santo que veis a la izquierda. Además en la columna deberéis poner los 5 dedos de la mano sobre la columna, que tras el paso de los siglos tiene marcado el hueco de la palma de los miles de peregrinos que han soñado con Compostela.


El momento del botafueiro llega y el público se pone nervioso. Las personas encargadas de su preparación lo manipulan con seguridad, y la ceremonia comienza mientras el coro entona los cánticos. Puro espectáculo.Como sabéis se trata de un gran incensario que se balancea para dar mejor olor a una catedral a la que llegaban cientos de personas que incluso dormían en ella, y donde la higiene dejaba mucho que desear.

                    Las reliquias del santo son llevadas en andas en torno a los fieles.

Decido salir y tomar el aire, y capturar algunas imágenes de la catedral y su entorno. Imágenes de la fachada de la catedral...
                                               ...de San Martiño Pinario...
...del Santiago Matamoros en la fachada del Palacio de Rajoy, sede del gobierno galego...
                   ...los peregrinos que llegan en bici y charlan de su experiencia...

                                                    ...de la puerta santa...
                                               ...de los músicos callejeros...


                                                    ...y del mismo santo.

Y como nos entra hambre buscamos un rinconcito apropiado. Encontramos uno de los mejores posibles.Fue de casualidad pero quedamos encantados.

Se llama Taberna Do Bispo. Su extensa carta de tapas de varios precios está expuesta en una suculenta vitrina que nos llamó la atención desde la puerta. Tanto es así que volvimos por la noche a cenar.El local es estrecho, por lo que la gente se acomoda en la barra, aunque podéis también tapear en las mesas.

                               Unos pinchos excelentes,frescos y de gran calidad
                                 Con sus buenos Ribeiros. Ahí tenéis la cuenta...




Pero para comer lo teníamos claro. En los foros de internet y en la guía del País Aguilar recomendaban Casa Camilo, y acertaron de pleno.

Teníamos claro que no nos íbamos de Santiago sin comernos una mariscada, y yo os recomiendo que sea aquí.
Comenzamos con un Caldo Gallego, una especia de pote con grelos y patatas que estaba de muerte.
Por fin la mariscada, con el mejor marisco recién herbido.Pedimos una para 2 personas, y aunque comimos 4 os aseguro que podían haberlo hecho al menos 6.
Percebes,gambas,camarones,navajas,centollo,nécoras,mejillones etc...

                                            El antes y el después lo dice todo


            Con bebida y postre ya veis el precio. Para ser un lujo no me parece nada caro
En el local han comido muchos famosos (de los de verdad, no de los que salen en Salvame), entre ellos Julio Iglesias, por lo que entiendo que nos es un sitio cualquiera, eso y sus 2 tenedores son argumentos convincentes. Como lo veis?

Una última parada es el café en el parador de los Reyes Católicos.No os asustéis por entrar a tomar café en su clásica cafetería, el precio es normal, y si le echáis algo de morro podéis hacer como yo, buscar una puerta que de acceso a los viejos patios del hostal(reservados solamente a clientes), y disfrutarlos.





Los Reyes Catolicos en vista del auge del Camino y la devoción al santo, deciden que se contruya éste hostal para peregrinos. Con los siglos se ha ido mejorando, hasta convertirse en el mas lujoso Parador Nacional.


La chica de la foto está echada junto a la v enera que marca el Km 0 del camino. La meta de la peregrinación a Compostela. Aunque la costumbre de tumbarse de ésta forma a contemplar la portada de la catedral está muy extendida, no puede decirse que sea un rito ancestral entre los peregrinos,aunque todos lo hemos hecho.
             Volvemos al hotel bastante cansados, para regresar mas tarde a la Taberna do Bispo y cenar.Esa noche  aunque volvemos a tomar una copa a O´Beiro, nos lo encontramos cerrado.De todas formas volvemos a pasarnos con el Ribeiro. Sólo nos ha faltado probar la queimada, la cual nunca he probado y siempre me quedo con las ganas.

Despedimos Compostela hasta la próxima, habiendo podido exprimir mas la visita, pero con la sensación de tranquilidad que queríamos conseguir. Solo es un "hasta luego", de Santiago no se va uno nunca,estoy seguro que no tardaremos en regresar.Para entonces no seremos dos...

5 comentarios:

mipatriasonmiszapatos.com dijo...

Buenas Santi! Me ha encantado esta entrada!!! Lastima de no haber visto Santiago en este viaje pasado, pero me dejas unas ganas tremendas de volver... y ten por seguro que cuando esté por allí, iré a la vinoteca que menciones y probar sus quesos y vinos... mmmmmmm!!

Un saludo!

Helena dijo...

¡Qué bonita es Santiago de Compostela! siempre me ha parecido que esta ciudad tiene un encanto especial...
Saludos

Iacobum dijo...

Es mágica, los antiguos sabían elegir lugares con conexiones cósmicas, y Santiago lo es sin duda.

No podeis dejar de ir a la Vinoteca, me encantan esos sitios, aki en Sevilla hay bastantes, así que estais invitados!!

Saludos VIctor y Helena!

Dany dijo...

Muy buena entrada! Por cierto, yo también vi al músico enmascarado cuando estuve en Santiago jejeje
Saludos!

Iacobum dijo...

HOla Dany, estuve a punto de comprarle un CD al tipo, en la caratula ponía Jazz Galego, y la verdad es que sonaba bastante bien.

Un saludo compañero!!